Recomendaciones en vivienda barata

jueves, 27 de septiembre de 2018

Obligaciones legales de las promotoras inmobiliarias

Los planos proporcionados por las promotoras inmobiliarias y las obligaciones legales de éstasLa publicidad sobre promociones inmobiliarias está por todas partes, periódicos, carteles publicitarios, Internet, etcétera. El contenido de esta publicidad nos da información que puede ser de enorme utilidad antes y después de comprar una casa o vivienda. La ley obliga a las promotoras a informar a los posibles compradores de forma veraz y sin ocultar datos relevantes. La publicidad, promoción y oferta de las inmobiliarias dirigida a la venta de casas y pisos no puede inducir a error a sus clientes. La publicidad tiene carácter vinculante, el texto de un anuncio publicitario de una inmobiliaria es considerado como si de un contrato se tratase y, por tanto, debe cumplirse. El hecho de que la publicidad sobre inmuebles tenga valor contractual ha causado que la misma sea más genérica y menos específica ya que hay promotoras que se equivocaron al dar algún dato y han tenido que pagar indemnizaciones.

Un folleto de publicidad para vender viviendas debe incluir los datos del vendedor: nombre o razón social, domicilio y los datos de inscripción en el Registro Mercantil de la inmobiliaria o promotora. Entre los datos que debemos encontrar sobre la promoción y las propias viviendas están: su ubicación, un plano general de su emplazamiento y otro del inmueble, así como una descripción de las medidas de seguridad contra incendios y del equipamiento para gas, calefacción y electricidad. Por otro lado, la descripción de la vivienda debe incluir: la superficie útil, zonas comunes, servicios adicionales o accesorios y características del edificio donde se encuentra la vivienda. También, en la memoria de calidades, se debe hacer referencia a los materiales empleados o que se van a emplear en la construcción del inmueble.

Tampoco pueden faltar los datos de inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad o de si todavía el inmueble no está inscrito en el mismo. Si el piso o casa está todavía en construcción, entonces el folleto publicitario debe hacer referencia a la fecha de entrega y en que fase se encuentra la edificación. No se debe ocultar información acerca de la situación jurídica del terreno, por ejemplo si tiene sobre si una hipoteca, ni sobre las licencias necesarias para que la vivienda se pueda ocupar. El precio del inmueble debe estar claramente indicado y detallado, y debe incluir el IVA y los honorarios del agente inmobiliario, así como hacer referencia a la forma de pago. Si la comunidad de propietarios ya está funcionando, entonces hay que facilitar un extracto de las cuentas y obligaciones de la vivienda que se esta vendiendo, así como de sus normas y estatutos.

0 comentarios:

Otras opciones en promotoras inmobiliarias