Recomendaciones en vivienda barata

lunes, 27 de agosto de 2018

Cómo conseguir un buen inquilino, buen precio del alquiler y mejor trato

Todavía ha pasado muy poco tiempo desde que la reciente reforma de los contratos de alquiler que afecta a todos los contratos firmado después de 6 de junio de 2013 entró en vigor, esto hace que todavía no se tengan demasiados argumentos para juzgar sus beneficios y desaciertos. No obstante, en nuestra opinión creemos que su articulado contiene disposiciones que no han sido suficientemente pensadas o que a nuestro entender eran innecesarias.

Conseguir un buen inquilino

La obligación de los propietarios a conceder al inquilino una prórroga del contrato de alquiler se ha recortado de cinco a tres años. La idea de esta disposición es conseguir que salgan más viviendas en alquiler y que el precio del alquiler se abarate, sin embargo nosotros opinamos que la única reacción que crea esta disposición es la de inseguridad en el inquilino, que lógicamente no desea estar de casa en casa a cada instante.

Como conservar a un buen inquilino


Otra novedad de la reforma es el hecho de que el los contratos se podrá incluir la renuncia por parte del inquilino al derecho de compra preferente si el propietario decide vender la casa. Por si esto fuera poco, la venta causará la extinción del contrato de alquiler después de tres meses, salvo que el contrato haya sido inscrito en el Registro de la Propiedad.

Nosotros opinamos que lo realmente importante para el propietario es encontrar un inquilino que pague puntualmente y, una vez encontrado, saber cómo conservarlo. En este sentido resulta fundamental, aparte de ofrecer un alquiler estable y mantener la vivienda en un estado adecuado, ofrecer un precio correcto y asequible.

Es cierto que la oferta de pisos en alquiler es grande, pero el problema para alquilar es el mismo que existe para vender, y es la falta de equilibrio entre la capacidad para pagar de las familias y los precios ofertados. Por ejemplo, resulta evidente que pedir un alquiler que cubra totalmente el pago de la cuota de la hipoteca puede ser un error, ya que el inquilino siempre intentará comprar antes que alquilar.

Nuestro consejo es que si se dispone de un buen inquilino o en el momento de alquilar creemos que hemos dado con uno, debemos intentar pactar un alquiler más largo con un precio realmente ajustado aunque con una indemnización por abandono prematuro.

Asimismo, deberemos redactar un buen contrato, en Internet podréis encontrar múltiples modelos, nosotros os recomendamos que busquéis dichos modelos en páginas de toda la vida como Idealista o Fotocasa.

Particularidades de la normativa actual de los contratos de alquiler


En los anuncios que pongamos para alquilar nuestra vivienda deberemos mencionar la calificación energética de la misma y, cuando se firme el contrato, deberemos hacer entrega al nuevo inquilino una copia del certificado de eficiencia energética correspondiente.

Por otro lado, si queremos alquilar nuestra vivienda durante las vacaciones, tenemos que saber que la regulación actual es realmente confusa y que ésta viene determinada por la normativa autonómica correspondiente sobre alojamientos turísticos, sin que exista una distinción entre un alquiler vacacional que sea consecuencia de una actividad comercial o un alquiler esporádico y puntual.

0 comentarios:

Otras opciones en promotoras inmobiliarias