Recomendaciones en vivienda barata

jueves, 12 de abril de 2018

Revisión del préstamo hipotecario, consejos para no pagar de más

Revisión del préstamo hipotecario
Esta claro que somos muchos a los que nos ha aliviado en sobremanera que el euribor esté por los suelos, en teoría todos aquellos que estamos pagando nuestra vivienda mediante un préstamo hipotecario nos hemos visto muy beneficiados por esta bajada. En esta entrada lo que queremos es mostrar los diferentes mecanismos de la revisión de nuestra hipoteca para que podamos aprovechar al máximo la bajada del euribor, de esta manera conseguiremos que nuestra vivienda nos salga más barata.

Estos son nuestros consejos y recomendaciones cuando llega la hora de revisar nuestro préstamo hipotecario:
  • Lo primero debemos haber leído la escritura del préstamo y estar seguros de que entendemos todas las cláusula. Sobre todo debemos identificar el tipo de interés que se aplica, la fecha hasta que será aplicado y los periodos de revisión desde esa fecha. El tipo de interés se define indicando el indice de referencia (normalmente será el Euribor), el diferencial que se aplicará (por ejemplo + 0,40%), y la fecha a la que se referirá el índice para hacer el cálculo.
  • Debemos calcular la cuota que nos tocará pagar tras la revisión. Los cálculos son complejos y es conveniente utilizar una calculadora hipotecaria. Si al revisar el recibo nuestros cálculos no coinciden con los del banco, tendremos que reclamar. Si no conseguimos nada reclamando a través de nuestro banco o si la solución que nos ofrecen no nos convence, tras dos meses podremos presentar una reclamación ante el Servicio de Reclamaciones del Banco de España.
  • Siempre hay que evitar contratar préstamos que impliquen obligaciones excesivas. Al comparar los distintos productos del mercado deberemos comparar el TAE que incluya los gastos de todos los productos que sean de contratación obligatoria y que vengan asociados a la hipoteca contratada.
  • Si el banco nos impone un tope cuando el tipo de interés baja, es lo que se conoce como cláusula suelo, es conveniente, en la situación actual, negociar que dicha cláusula no sea aplicada o que nos mejores las condiciones de nuestra hipoteca. Si dicho tope nos perjudica de forma manifiesta y la entidad financiera no está dispuesta a eliminarlo, es muy posible que nos interese subrogar el préstamo a otra entidad. Eso sí, tendremos que hacer muchos números ya que la subrogación conlleva comisiones y gastos importantes.
  • Conviene saber que si en el futuro algún tribunal declara estas cláusulas como abusivas, podremos reclamar todo lo que el banco nos haya cobrado en exceso.

0 comentarios:

Otras opciones en promotoras inmobiliarias