Recomendaciones en vivienda barata

jueves, 19 de enero de 2017

Como mejorar el aislamiento de nuestra casa

A la hora de analizar cómo mejorar el aislamiento de nuestro hogar debemos tener en cuenta los tres núcleos principales desde los que se escapa el calor generado por la calefacción y a través de los que entra el frío del exterior. Estos tres focos son las ventanas, los muros y los techos.

Aislamiento de muros y paredes

Otro punto que conviene destacar es el hecho de que no solamente conviene aislar la casa cuando residimos en una zona de las consideradas frías, ya que el aislamiento no solo protege contra el frío sino que también lo hace del calor.

Aislar las ventanas del hogar


En este aspecto debemos saber que tan importante resulta el tener doble acristalamiento como el que la carpintería que lo rodea aísle convenientemente.

El doble cristal se compone por dos hojas de cristal que deben estar separadas por una capa de aire o de gas con una capacidad alta de aislamiento.

Para la carpintería de la ventana se recomienda el uso de PVC y madera. Otro tipo de materiales como el aluminio son mejores conductores del frío y el calor y no son tan aislantes. También son recomendables los modelos de ventanas de aluminio con rotura de puente térmico.

¿Qué es un puente térmico? El puente térmico tiene lugar en aquellos puntos del aislamiento en los que el material aislante se interrumpe y se produce el contacto entre los muros interiores y los exteriores, lo que hace que por esos puntos se produzca una mayor fuga de calor.

Aislar los muros de la casa


Proceder a aislar las paredes de nuestro hogar es otra de las formas de proteger nuestra casa contra el frío y las bajas temperaturas. Además, este aislamiento también protege frente a filtraciones de agua y humedades.

El aislamiento puede ser de material inyectado o mediante la colocación de paneles de diferentes materiales que pueden ser naturales o sintéticos. En la parte exterior quedaría el muro externo cuyo grosor dependerá de la antigüedad de nuestra vivienda y en el interior el acabado suele ser una lámina de yeso sobre la que se pinta.

Aislar los techos del hogar


Un tejado mal aislado es un claro núcleo de pérdida de calor en invierno y de frío en verano. El aislamiento del techo debe ser similar al de los muros.

El material aislante se debe colocar entre el forjado y la tejas. Si existe una cámara de aire, entonces el material aislante se coloca sobre la parte inferior de la cámara.

Si decidimos aislar el techo de una casa ya construida, lo más sencillo es colocar paneles de material aislante entre el falso techo y el forjado, cubriéndolo posteriormente con un revestimiento de yeso o escayola y pintando.

Materiales aislantes


Los materiales aislantes más utilizados son la lana de roca o de vidrio, la celulosa, las fibras vegetales, el poliestireno y el poliuretano.

La lana de roca es el material aislante más económico pero para un mismo aislamiento se requiere mayor cantidad del mismo. Además su colocación requiere que se utilicen guantes y máscara ya que es un material venenoso.

Normativa de aislamiento


Desde 2006 los muros deben contar con una cámara de aire de seis centímetros con aislante y una pared externa de cierto grosor. Las ventanas deben ser de cristal doble 4/12/4 y la carpintería de PVC, madera o aluminio con rotura de puente térmico (Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo de 2006).

Por otro lado, a aquellos que tienen casas más antiguas les conviene conocer que la normativa desde 1980 a 2006 obligaba a construir muros con cámaras de aire de tres centímetro con o sin material aislante y que las ventanas en zonas consideradas frías debían ser de cristal doble 4/6/4 y carpintería maciza de madera o aluminio.

Con anterioridad a 1980 las pareces no tenían por qué incorporar cámara aislante en las zonas cálidas y las ventanas podían ser de cristal sencillo de seis milímetros con carpintería maciza de madera, hierro u otros materiales.

0 comentarios:

Otras opciones en promotoras inmobiliarias